Introdución



Los Caballeros Templarios se diferencian de otras temáticas por su atractivo, esto, a pesar de ser un tema desconocido para muchos.

Lo anterior se explica por la gran cantidad de misterios y especulaciones que rodean a la Orden. Como ejemplo: su aparente relación con el “Santo Grial”, independiente de si se hace referencia al cáliz utilizado por Jesús durante la Última Cena,
(visión medieval);
o a los supuestos descendientes de Jesús y María Magdalena,
teoría que, últimamente, ha provocado gran revuelo.    

Quizás sean los costos que deba pagar una organización, que fue casi dueña de Europa, y que despertó el celo y envidia de príncipes, reyes, e incluso de parte del clero.

Ninguna de las órdenes, religiosas y militares, ha despertado tanto interés como la templaria, ni poseen la facultad de reaparecer, continuamente.

Lo anterior demuestra que el tema goza de buena salud y puede sorprender,  considerando que Awqaf, (fundación encargada del cuidado y administración de los edificios y bienes religiosos islámicos) y la población musulmán-palestina, se oponen, tenazmente, a excavar bajo el templo de Salomón (que sirvió de cuartel general para la Orden, y es de él que toman el apelativo de Templarios).

Sin duda una excavación en aquel lugar podría entregar valiosa información.

La historia de los templarios sufrió un total vuelco al ser descubierto, en 2001, el “Pergamino de Chinón”, documento que estuvo perdido por casi 700 años y que libra a la Orden de las acusaciones imputadas por las autoridades de Francia y de la Iglesia de esa época.

Muchos novelistas y “pseudos” investigadores aprovechan el, muy rentable, sensacionalismo e inventan teorías interesantes pero carentes de veracidad.
“Historia y Mito de los Caballeros Templarios;
un Enfoque Pedagógico”

entrega una visión del estado actual de los estudios sobre la Orden, realiza, de manera científica, algunos aportes y despierta el interés de los alumnos de tercer año medio por la historia, quienes descubrirán lo complejo de reescribir la historia.